Hoy se presenta el informe Scaling Up: The Rapid Growth in the Industrial Scale Trafficking of Pangolin Scales (2016-2019) con miras al Día Mundial del Pangolín 

LA HAYA, Países Bajos, 10 de febrero de 2020 /PRNewswire/ — La Wildlife Justice Commission (Comisión de Justicia para la Vida Silvestre, WJC) publicó hoy, con miras al Día del Pangolín, el informe Scaling Up: The Rapid Growth in the Trafficking of Pangolin Scales (2016-2019) [En pleno auge: el rápido aumento del tráfico de escamas de pangolín (2016-2019)] (1). El informe destaca que este contrabando a gran escala, responsable de la cada vez más alta probabilidad de extinción de esta especie, amerita el tratamiento de crimen organizado trasnacional y que debemos recurrir a avanzadas técnicas de investigación para efectivamente hacerle frente.

Pangolin scales being weighed. Photo shared by traders with WJC investigators. December 2019.

El informe combina el análisis de datos de confiscaciones reportadas entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2019, así como los propios hallazgos de las investigaciones de la WJC, con el objetivo de desarrollar un noción integral de la dinámica delincuencial y las tendencias del tráfico trasnacional de las escamas de pangolín. La WJC concentra sus investigaciones y operaciones de inteligencia en el contrabando de escamas como la parte más vulnerable al crimen organizado. Las escamas se cotizan como ingrediente de la medicina tradicional china, a pesar de no existir evidencias científicas de su valor medicinal.

El análisis se concentra en el tráfico a fin de identificar los países prolíficos (incluida la participación desproporcionada de Nigeria y Vietnam), las rutas del contrabando, los métodos de envío y el valor de las escamas de pangolín en las calles. Asimismo, muestra un significativo y rápido incremento en el volumen contrabandeado como consecuencia de las redes del crimen organizado.

Se calcula que 206,4 toneladas de escamas de pangolín fueron confiscadas de las redes de contrabando durante 52 decomisos entre 2016 y 2019. El análisis de los datos de estos procesos de incautación revela un aumento sin precedentes en el tráfico: casi dos terceras partes de las toneladas confiscadas (132,1 toneladas) fueron detectadas en los últimos dos años (2018-2019). En 2019, el peso promedio de un solo embarque de escamas de pangolín fue de 6,2 toneladas, en comparación con 2,2 toneladas tres años antes.

«Creemos que la cifra total es apenas una fracción de todo lo contrabandeado, ya que es muy probable que una porción significativa del tráfico no sea detectada. El enfoque de nuestra investigación añade otra dimensión al cuantificar la escala del contrabando debido a nuestras operaciones de inteligencia respecto del almacenaje de escamas de pangolín (más de 16 toneladas en el transcurso de tres años) tan solo en Vietnam, dato que se suma a las incautaciones detectadas que hemos analizado», dijo Sarah Stoner, directora de inteligencia de la WJC.

El análisis también estudia la relación entre el tráfico de marfil y de escamas de pangolín, y lo que esta significa en términos delincuenciales. Debido a la caída del valor del marfil, las redes del crimen organizado han cambiado de mercancía y se ven obligadas a transportar enormes embarques de escamas para preservar sus márgenes de ganancias. Actualmente, las escamas de pangolín valen menos, por kilo, que el marfil (2).

«El crimen organizado en cuestión de vida silvestre no está especializado por especie: su eje son las mercancías de mayor valor y las ganancias. Las redes cambian de especie siempre que el margen sea provechoso. Si queremos encarar este delito de forma efectiva, debemos de hacerlo con una perspectiva delincuencial y teniendo en cuenta su dimensión trasnacional, no enfocándonos únicamente a lo que pasa en la escala nacional», dijo Stoner.

En este informe, la WJC señala que el uso habitual de metodología, como las entregas controladas, puede producir notables resultados si se emplea como herramienta para poner a los organizadores del tráfico de pangolín a disposición de la justicia.

«La reciente investigación de un año, en China, sobre el tráfico de escamas de pangolín y el más reciente decomiso por parte de las autoridades nigerianas (3) son excelentes ejemplos de la forma en que deben investigarse estos delitos trasnacionales contra la vida silvestre y de los resultados tangibles que pueden obtenerse con miras a desmantelar efectivamente el crimen organizado. Sin este enfoque, los pangolines seguirán siendo sumamente vulnerables y su mera existencia seguirá en riesgo», añadió Stoner.

La Wildlife Justice Commission trabaja en todo el mundo para obstaculizar las redes trasnacionales del crimen organizado que trafican con vida silvestre, madera y peces, y contribuir con su desmantelamiento. Nuestra misión avanza gracias a la recopilación de pruebas que transformamos en mecanismos para la rendición de cuentas.

Notas para redactores:

(1) El informe completo puede consultarte en el sitio web de la WJC: www.wildlifejustice.org 

(2) El informe Ivory Snapshot Analysis [Panorama del marfil] de la WJC, publicado en septiembre de 2019, ofrece una mirada exhaustiva de las tendencias y los cambios en la dinámica delincuencial del tráfico trasnacional del marfil al señalar el aumento de envíos detectados, entre ellos con marfil que pesa más de 500 kg, así como la preocupante tendencia que muestra el incremento en el contrabando de grandes volúmenes de escamas de pangolín en combinación con marfil.

(3) En diciembre de 2019, las autoridades chinas lograron un gran avance al confiscar 10,65 toneladas de escamas de pangolín contrabandeadas desde Nigeria hasta China, pasando por Corea del Sur, durante una investigación de un año que evidenció las huellas de una entrega controlada. Más recientemente, en enero de 2020, la Aduana de Nigeria confiscó escamas de pangolín entre otra mercancía de contrabando que fue traficada en la frontera entre Nigeria y Camerún. Este tipo de intervenciones de alto nivel y estrechamente coordinadas a fin de obstaculizar las redes delincuenciales detrás del tráfico internacional de escamas es ya crucial para la protección de los pangolines africanos frente a la constante demanda de sus escamas y carne.

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1087660/Wildlife_Justice_Commision.jpg

FUENTE Wildlife Justice Commision